viernes, 28 de enero de 2011

PROYECTO DE "JORNADA AMPLIADA" Y OTRAS YERBAS...

En el año 2006 aparece en la Ley de Educación, la implementación de una Jornada Ampliada y también su financiación, que ya había figurado desde el 2005.

La propuesta era "ampliar" la jornada educativa para aproximarse a la necesaria cantidad de horas sugeridas por la Unesco, en la cual mencionaba que para el S XXI, los contenidos básicos debían darse en un mínimo de 850 a 1000 horas de clase. En la Argentina, hoy, a pesar de la exigencia de los 180 días de clase (que en muchas provincias no se cumple), sólo llegaríamos a las 720 horas.
Se aspiraba a través de la ley, llegar al 30% de las escuelas de todo el país con este sistema, sobre todo las de zonas más vulnerables socialmente; pero no sólo se llegó al 15%, sino que al no haber políticas que hagan cumplir este punto, se corre el riesgo de perder el financiamiento "en la nebulosa del Estado".


Durante ese año, el 2006, trabajé en la Escuela primaria de La Cumbrecita (escuela rural) que había sido "beneficiada" con la propuesta de JORNADA AMPLIADA o EXTENDIDA.
Por aquellos días yo vivía en Villa Berna, que se encuentra a 7km de la escuela, y si bien mi título docente sólo me habilitaba en un 80% a tomar las horas de literatura que me asignaron, era lo más cercano "literalmente", para cubrir esas horas, ya que la próxima docente se encontraba a 80km en zona serrana y le era casi imposible tomar el trabajo.

La experiencia fue ciertamente increíble.










Trabajé con todos los grados de primero a sexto, divididos en dos grupos, ya que es una escuela multigrado.
La tarea fue rica para ambos, creo que los chicos y yo nos llevamos cosas que no esperabamos obtener y tal vez "esa" sea la verdadera maravilla.
Por aquel momento yo estaba iniciando mi investigación con Caminandocuentos y el viaje que me llevaría por todo el país para saber "qué" se contaba en cada centímetro cuadrado de este enorme país, por lo que debí dejar el colegio a finales de ese año. Lamentablemente, más allá de toda emotividad, el "sacrificio" de dejar la experiencia, fue más de lo imaginado; pero esta decisión me acercó a otros chicos con realidades no tan diferentes... a otros pueblos con otras geografías, pero integrados al mismo "sistema", que me mostraba todo lo que aún faltaba. Todo lo que se hacía sólo con decisiones de "una docente" o "un director"... que debía "tomar el toro por las astas", para que su comunidad avanzara hacia ese S XXI, al que intentamos llegar, vaya a saber porqué senderos...

En Resistencia (Chaco), en un barrio denominado sugerentemente "Villa Papelito", un grupo de estudiantes de Ciencias Económicas, dan clases, juegos, galletitas y mates a los pibes del barrio, para sumar apoyo a su escolaridad.




Mi compañero de silla (el de la mochila en la falda)... después de unos cuentos y una buena charla, me confesó que su plato preferido, eran las milanesas de yacaré que le hacía su mamá!!

No voy a negarles que dudé un momento después de escuchar el menú... pero antes de que esa duda se instalara, él se tomó el trabajo de contarme con lujo de detalles cómo su papá y su tío, cazaban yacarés.

Ese "maestro" de ocho años, me enseñó más de lo que él se imaginaba.


Un poco más allá, a unos 70km, exíste un pueblo, también en la provincia de Chaco, llamado La Escondida, allí los maestros juegan a la ronda en el recreo con sus alumnos.


... y los chicos escuchan y CUENTAN unas historias que cualquier cuentacuentos desearía tan sólo imaginar...

Cuando les pregunté si querían oir la historia del pescador y el genio de la botella, un señor de un metro treinta, con unos enormes ojos negros y un delantal blanco pulcro, me dijo que sí, porque él la conocía y le gustaba... "es de las Mil y una noches"... "me aclaró".


En San Juan, se trabaja sin bajar los brazos. En el norte, en la ciudad de San José de Jáchal, encontré un grupo de docentes y bibliotecarios, que acompañaban la realidad social de su tierra, sin dejar de regar una sola semilla... y miren que allí el agua es cómo el oxígeno.




En su capital, para no ser menos... también riegan...
Más gente, más niños, más urgencias y faltas por todos lados, lo que obliga a no hacerse los distraídos con la educación "desde el lugar dónde se pueda, ganando espacios", aclara el Ozzi Carrizo, profe de Arte, que a través de Extensión Universitaria de la Universidad de San Juan, encontró la forma de NO ABANDONAR nadie en el proceso de aprendizaje.
No se puede seguir mirando para el costado y hacer de cuenta que no pasa nada... que no están allí... esos son niños igual que cualquier otro que accede a todos los "beneficios a los que se debería acceder... según la Unesco".




El Ozzi, trabaja con su mujer, la profe Adriana Guajardo, y un grupo de "soñadores inadaptados" que dedican parte de sus horas diarias de educación universitaria a no descuidar, la educación de los más chicos.




Otros soñadores que trabajan por ello, son los chicos de "El Barro", centro cultural, también ubicado en un barrio de la ciudad de San Juan, donde está comprendido que los niños... como leí por ahí... "SON EL PRESENTE... NO, EL FUTURO"... y si los cuidamos, hasta seremos bendecidos, al verlos florecer...


Un poco más allá... Santiago del Estero, y lejos, lejos, lejos, en el extremo noreste de la provincia, un pueblo llamado Urutaú, allí los chicos ante mi incesante pedido de historias (ya me había puesto bastante pesada con esto de ir pidiendo por todos lados..."cuentenmé, cuéntenmé!!"), me dijeron que ellos preferían bailar a contar... y ahí nomás, llegó la música y la chacarera.





En resumidas cuentas... bueno, no tanto...
La propuesta una vez más, es construir desde nuestras manos, con lo que ya tenemos en esas bellas manos que poseemos.

No hay fondos: aprenderemos a buscarlos.
No hay tiempo: buscaremos el que nos agrade compartir.
No hay criterio: sembrémoslo.
No hay políticas educativas: seamos "la piedra en el zapato", hasta que se creen y se cumplan.
No hay espacios físicos: enseñemos en las calles y en las plazas.

El profesor Leo Buscaglia, en uno de sus libros sobre "el amor", decía respecto a su tarea docente: "Necesitamos gente fuerte en el ámbito de la educación, que se atreva a decir: esto es hipócrita y no lo haremos más!!"

Seamos "el Hombre de la Mancha" que sin saber que no se podía vencer a aquellos molinos, ponía su vida en ello y amaba profundamente lo que hacía...
Seamos Saint Exupery, que en la voz del zorro decía: ..." lo esencial es invisible a los ojos"..., POR SUPUESTO!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada